Llamanos: +52 (81) 8356 0660

13 Errores que cometen las PyMES en Redes Sociales

2-315

Contar con una página de Facebook, un perfil en Twitter, una cuenta en Instagram o cualquier otra plataforma resulta indispensable al momento de dar a conocer y/o mantener la presencia de un negocio a través de internet, con el objetivo de atraer a un público meta. Después de todo, estas redes sociales no son nuevas y figuran en las estrategias de toda marca o empresa, porque figuran en las vidas de sus consumidores y usuarios.

Un social media marketing bien hecho puede ser un gran factor utilizado a nuestro favor y brindarnos grandes retribuciones. Puede ser una manera eficaz para aumentar el engagement real con nuestro público, pero, ¿realmente las pequeñas y medianas empresas saben sacar todo el potencial que las redes sociales pueden darle a su negocio? ¿cómo saber si lo estás haciendo bien?

Te presentamos los 13 errores más comunes que cometen las PyMES en sus Redes Sociales:

  1. No conocer el potencial que tienen los medios digitales (o peor aún, conocerlo y subestimarlo): Hoy en día todos estamos en redes sociales, y si las personas estamos, las empresas también tienen que estar.
  2. Abrir perfiles en todas las redes sociales: Hay que pensar qué queremos conseguir y dónde está nuestro público objetivo, puesto que cada red nos ofrece posibilidades diferentes. Debemos estar sólo en las que nos darán resultados.
  3. Tener un perfil incompleto: Información de contacto incompleta, horarios de apertura que no constan… si tu perfil ya de entrada es malo, la imagen que estás transmitiendo no es buena.
  4. No cuidar la imagen de las redes sociales: Son un escaparate muy poderoso, y como tal, no hay que descuidar la imagen. Espacios como la portada, foto de perfil, etc, deben ser aprovechados con un diseño de calidad que responda a la identidad corporativa y los mensajes que quieres transmitir en el momento.
  5. No publicar nada: Al dejarla inactiva durante un tiempo prolongado envías dos posibles señales: falta de interés o que el negocio está fuera de operación.
  6. No conocer las herramientas: Cada red social es un canal de comunicación diferente, por eso, el lenguaje que empleemos y el uso que le demos nunca debe ser igual en todas.
  7. No contestar a sus seguidores: ¿Te imaginas que entraran en tu negocio y tú los ignorases por completo y no contestaras a sus preguntas? Seguro no te pasa por la cabeza. En redes sociales ocurre lo mismo. Retrasarnos a la hora de responder a nuestros seguidores supone asumir el riesgo de terminar perdiéndolo.
  8. No planificar los contenidos: No puedes publicar lo primero que se te venga a la cabeza cada mañana. Necesitas una planificación centrada a una estrategia de marketing definida.
  9. Darle like a tus propios comentarios/contenidos: Tú los publicaste, se entiende que estás de acuerdo con ellos.
  10. Hacer publicaciones poco atractivas: En redes sociales se valora la espontaneidad y la cercanía por encima de la calidad técnica. La clave del éxito es la capacidad para sorprender a los usuarios. Incorpora videos en lugar de utilizar únicamente imágenes con texto y aborda los temas de los que la genta está hablando ahora.
  11. Eliminar comentarios negativos: A nadie nos gusta una crítica, sobre todo cuando creemos que estamos seguros de lo que ofrecemos. Pero no contestarle a un usuario sólo puede servir para que se enfurezca y se convierta en un troll, dañando nuestra imagen de marca. Resulta más trasparente aceptar las críticas y capearlas, que silenciarlas dando a entender que gustamos a todos.
  12. No monitorear los perfiles: Programas las publicaciones puede llevar a cometer el error de olvidarte de revisar las cuentas; revisa regularmente si hay comentarios y respóndelos, estudia las estadísticas que ofrecen para determinar qué contenidos y horarios funcionan mejor para tu marca.
  13. Trabajar solo: Nadie está diciendo que no puedes tener éxito si trabajas solo en las redes sociales, pero tus posibilidades de éxito son mucho mayores si cuentas con un equipo: dirección estratégica, contenidos, diseño, branding, desarrollo web, analytics … debes contar con un equipo capaz de cubrir todas las áreas con especialistas.

¿Alguno te suena familiar?

Está muy bien que todos tengamos un primo o un amigo que “le sepa mover al Facebook y el Instagram”, pero el mayor error de todos es no relegar todo este trabajo en un profesional y no destinar presupuesto para la gestión de nuestras redes, al verlo como un gasto y no como una inversión.

Una cosa es contar con perfiles abiertos en redes sociales y otra muy distinta, es hacer Social Media Marketing con ellas. Esto último es lo que deberían hacer todas las empresas, cuidando siempre que el asesoramiento lo dejen en manos de un profesional o formándose para conseguir buenos resultados. Las redes sociales consumen tiempo y esfuerzo, pero resultan necesarias para publicitar a la organización y posicionarla como una entidad de confianza entre los potenciales clientes. ¡No te olvides de ellas!

0

Related Posts

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.